El poder de una fragancia

Cuántas veces has leído ya que el ser humano recuerda el 1%de lo que toca, el 5% de lo que ve y el 35% de lo que huele??

Yo últimamente no paro de leer esta frase sacada de un estudio de la Universidad Rockefeller en Nueva York, sobre todo en páginas relacionadas con el marketing olfativo, y es verdad, pero podrían currarse un poco más sus argumentos  y no copiarse unos a otros cual papagayos, unas veces aportando la fuente y otras, lamentablemente, como si hubieran realizado ellos mismos este fantástico descubrimiento para la humanidad (estoy exagerando un poco, lo sé, pero sabéis bien la rabia que me da que la gente utilice información de otros como propia, lo siento, es superior a mis fuerzas quedarme callada ante ello).

Bueno pues a lo que venía toda esta historia y que aún no sabéis lo que es…

Hace unos días me quedé sin coche para ir a trabajar y decidí levantarme media hora antes e irme andando, bueno pues caminaba yo tranquilamente entre empresas con un cielo rosado precioso, cuando de repente, a mi cerebro llegaron  unas notas de madera provenientes de una empresa dedicada a la elaboración de pellet para estufas, que me teletransportaron inmediatamente 30 años atrás en el tiempo y cuando cerré los ojos por un instante sentí que estaba allí, en la carpintería de mi abuelo, ente serrín y trozos de tablas de maderas, una mañana de verano jugando a hacer casitas y torres, mientras mi abuelo daba forma a una puerta  o a una ventana. Por unos instantes aquel olor se apoderó de mi cuerpo y de mi mente, y os lo digo así literal, y me quedé parada en medio de la calle atrapada por aquel olor y aquellos recuerdos maravillosos.

Así que sinceramente os diría que ese estudio se queda corto, no sólo somos capaces de recordar un olor, somos capaces gracias a él, de revivir recuerdos, de saborear los guisos de nuestra madre o de nuestra abuela en nuestra infancia ( y sino, recordad la escena de Ratatouille en la que el crítico gastronómico prueba aquel plato que le evoca los recuerdos de su infancia), de sentir el calor de seres queridos que ya no están con nosotros, o incluso de al pasear por la calle sola oler la fragancia de tu pareja y erizársete el vello….

Ese estudio se queda corto, no sólo somos capaces de recordar un olor, somos capaces gracias a él, de revivir recuerdos.

Por eso el tema de los aromas es tan especial y tan particular a la vez, y eso que aún no os he hablado de aromaterapia, y de hecho es uno de los factores que hace que compremos o no un producto y lo que es aún más importante de para la industria cosmética, que repitamos su compra, y es que una crema por ejemplo, puede tener una textura agradable, absorberse bien en la piel, pero si su olor no nos agrada difícilmente la compraremos.

Los olores influyen en nuestro estado de ánimo e incluso somos capaces de identificarnos con ellos. Hay gente por ejemplo, que utiliza diferentes perfumes en función de la época del año y del evento o situación en el que se encuentren y hay quien es fiel a un perfume, tenga o no otros de uso más esporádico, y que inevitablemente cuando hueles ese perfume piensas en esa persona (seguro que ahora mismo estás haciendo eso inconscientemente mientras lees esto, estás recordando un perfume y una persona especial, ¿a que sí?).

Bueno pues los perfumes que elegimos también se relacionan con nuestra personalidad. Te gustaría saber un poco más sobre esto? Quieres descubrir qué tipo de personalidad se suele esconder tras una fragancia? Si es así dímelo y hacemos un post sobre esto… verás las curiosidades que puedes descubrir tras el perfume de una persona.

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. Enhorabuena por el Blog! Precisamente sobre lo que comentas de ese olor a madera que nos resulta tan agradable, lo cierto es que muchísimos perfumes incorporan ese toque «amaderado» en sus fragancias como nota de fondo, y es, precisamente, porque es un olor que suele resultar agradable a nuestro olfato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *