¿Qué es la cosmética?

No podía empezar un blog para hablar de cosmética sin una pequeña introducción para que todos tengamos claro de lo que estamos hablando, porque, sabes como se formulan y se fabrican los productos cosméticos que usas a diario?

La Cosmética es una disciplina derivada de las ciencias de la salud con tres funciones principales:

  • función higiénica: la higiene es uno de los factores indispensables para la belleza del individuo y la salud de la piel, sólo se obtiene una adecuada acción de limpieza cuando ésta no altera las características de la piel.
  • función eutrófica: la cosmética ayuda a mantener las funciones de la piel, un cosmético no debe dañar ni alterar las condiciones naturales de la piel sobre la que se aplica.
  • Función estética: los productos cosméticos también influyen positivamente sobre los sentidos de la vista y el olfato. Aunque esta función es solamente ornamental es la primera por la que se empezaron a utilizar los cosméticos ya en épocas antiguas.

La cosmética,  como industria, se divide en varios sectores: facial, corporal, capilar, perfumería e higiene en función bien de la zona de aplicación o de su función principal. Y en global ocupa el 5º puesto del mercado a nivel de comercio, por lo que se trata de una de las industrias más importantes.

En Europa, la cosmética está regulada de una forma uniforme para todos los países miembros de la UE mediante el Reglamento (UE) 1223/2009, además, en España, los aspectos que este reglamento dejaba a la organización por los diferentes países están recogidos en el Real Decreto 85/2018.

Esta normativa describe las condiciones mínimas que deben cumplir las empresas que elaboran y comercializan los cosméticos y también los requisitos que deben cumplir estos productos cosméticos, así como las materias primas con las que se elaboran.

Según esta legislación,

Un producto cosmético es toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y las mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir los olores corporales.

Vamos a analizar esta definición un poco más, por que en ella hay tres aspectos fundamentales:

  • Sustancia o mezcla:  no se incluyen los artículos para su aplicación como podrían ser brochas de maquillaje, cepillos de dientes o incluso ciertos rodillos “anticelulíticos”…
  • la zona de aplicación: las partes superficiales del cuerpo o los dientes y mucosas bucales, es decir, que un producto inyectable o ingerible, no es considerado un cosmético,
  • y la finalidad del producto: los cosméticos tienen como finalidad limpiar, modificar el aspecto, proteger, mantener en buen estado la piel o corregir olores corporales, es decir, un cosmético no tiene como finalidad curar una patología de la piel como por ejemplo, el acné, o la dermatitis atópica o la celulitis, la finalidad de un cosmético es mejorar el estado de la piel o ayudar a mantenerlo sano, nada más y nada menos (porque aunque no lo parezca este apartado se las trae, por qué un producto que te irrita te está ayudando  a mantener en buen estado la piel?? Yo ahí lo dejo….)

Vale, la fabricación de un cosmético que vaya a comercializarse sólo puede ser realizada por empresas registradas para ello y que cumplan una serie de requisitos en cuanto a instalaciones, organización y además, deben garantizar el cumplimiento de las Buenas Prácticas de Fabricación, también conocidas por sus siglas en inglés GMP. Es decir, ojo con todos estos productos que se venden por ahí en internet, en mercadillos, etc. Asegúrate siempre de que cumplen con la normativa leyendo las etiquetas porque pueden dañar tu piel

El desarrollo de un nuevo cosmético desde que nace como una idea hasta la puesta en el mercado es un proceso largo en el que intervienen varios departamentos (I+D, Marketing, Regulatory, Calidad, Producción) y el producto debe someterse a varios análisis que garanticen su seguridad antes que el cosmético llegue al primer cliente.

Y ahora que ya hemos hecho una breve introducción a la Cosmética, tendremos que conocer muy bien las partes del cuerpo humano donde las aplicamos para poder entender bien qué es lo que necesitamos de cada cosmético según nuestras necesidades particulares, no crees? Puedes conocer un poco más sobre la piel aquí.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *